La matriz que aquí se propone articula cuatro dimensiones –la clínica, los cuidados, la gestión y la política‐ que, mediante su composición, permiten pensar las intensidades diferenciales presentes en dispositivos de salud mental por analizar o por diseñar, así como sus relaciones recíprocas…
Anuncios