Archivos para el mes de: diciembre, 2010
100_9109
csa tabacalera [madrid]

Un “momento” no es simplemente un punto que se desvanece en el curso del tiempo. También es un momentum, un desplazamiento de los equilibros y la instauración de otro curso del tiempo. Un “momento” comunista es una nueva configuración de lo que significa “común”: una reconfiguración del univeso de los posibles. No es sólo un tiempo de libre circulación de partículas inconexas. Los momentos comunistas han demostrado más capacidad de organización que la rutina burocrática. Pero es cierto que esta organización ha sido de desorden respecto de la distribución “normal” de los cargos, las funciones y las identidades. Si el comunismo es pensable para nosotros, es como la tradición creada por esos momentos, famosos u oscuros, en donde los simples trabajadores, hombres y mujeres comunes demostraron su capacidad para luchar por sus derechos y los derechos de todos, para hacer funcionar fábricas, empresas, administraciones, escuelas o ejércitos colectivizando el poder de la igualdad de todos con todos. Si algo merece ser reconstruido en esta insignia, es una forma de temporalidad que singularice la conexión de estos momentos.

[Jaques Rancière. Momentos políticos. 2010]

en las condiciones
contemporáneas

toda conexión
tiene como condición
una desconexión previa

toda comunicación
es interferencia
de una interferencia previa

000_0574

13/12/2010

aeropuerto de barcelona

100_9196

Estas son las notas en las que Amador y yo basamos la presentación de los talleres en Madrid…

[una serie de talleres en torno al concepto de dispersión en madrid]

Disp

>> presentación

Arrancamos sobre todo desde una sensación. La sensación -cotidiana, íntima, política- de que la realidad está como en desintegración. De que conservar cualquier vínculo requiere un esfuerzo casi sobrehumano. De que lo colectivo o lo común se nos hace muy cuesta arriba o, directamente, tarea imposible. De que las cosas no acumulan, ni sedimentan. De que no hay tiempo para casi nada. De que volvemos a empezar desde cero una y otra vez. Es como si estuviéramos viviendo en una catástrofe que tuviera lugar poco a poco, a cámara lenta.

La invitación es pensar juntos esas sensaciones, como un problema que no es privado ni pasajero, sino una marca de nuestra época. Un problema colectivo y común, aunque a cada unos nos afecte también personal o íntimamente, cuando vemos cómo se deshacen los vínculos afectivos sin que haya ninguna ruptura de por medio, cuando nos sorprendemos estudiando largamente la propia agenda tratando de localizar un hueco libre, cuando nuestra propia atención estalla en mil pedazos.

Empezamos por ponerle un nombre al problema: lo llamaremos dispersión. Y os proponemos pensarlo como una especie de “nuevo suelo” de la vida contemporánea, que resulta de las inmensas transformaciones que ha conocido el mundo desde hace cuarenta años. Un suelo que, a diferencia de otros en el pasado que (para bien o para mal) daban marcos de referencia y un lugar en el mundo, casi más bien se parece a unas arenas movedizas:

en las que vivir y elaborar sentido a la propia vida exige el esfuerzo constante y agotador de hacer y rehacer constantemente las cosas.

en las que todos buscamos una intensidad del vínculo con los otros que trascienda el simple conectar/desconectar que es hoy la posibilidad más cómoda, más fácil.

en las que los proyectos políticos de transformación social están metidos en un verdadero impasse, desorientados en un mundo que, no dejando de cambiar, no se deja cambiar.

¿Cómo hemos llegado hasta aquí? Y desde esas arenas movedizas, qué podría significa pensar juntos, cómo se hace lo común, cuál puede ser el papel de una institución, qué posibilidades de emancipación nos brinda el arte, son algunas de las preguntas.

La apuesta de estos talleres es tomarnos en serio esta hipótesis de la dispersión y tratar de pensar a fondo hasta dónde nos lleva. Lo haremos con la ayuda de Franco Ingrassia, activista e investigador independiente de Rosario (Argentina) que lleva algunos años ya pensando y procurando pelear desde ahí. En diálogo y conversación con distintas personas implicadas en experiencias vivas en la ciudad de Madrid que lidian día a día con la dispersión: prácticas políticas, institucionales, estéticas, de pensamiento, todo junto y revuelto, etc.

Los talleres son abiertos y gratuitos, todo el material que se genere ensanchará el procomún protegido por alguna licencia creative commons. Y se realizarán en el CSA La Tabacalera, un espacio ideal para aterrizarlos porque precisamente allí la dispersión estalla con toda su potencia y también sus problemas (la dificultad de lo común, de la organización, de la contaminación…).

Pensar juntos, abrirse a lo no sabido y a la escucha de los otros, como un desafío a la dispersión que nos confina a “cada cual en su mundo”. Pensar la dispersión, no desde la nostalgia de lo centralizado u homogéneo, sino sobre todo desde el propósito de inventar caminos para entenderla, habitarla, intervenir en ella. Desde el deseo político de promover más y más capas y planos de autoorganización social, esto es, más “autodeterminación existencial colectiva”.

viernes 3/12 >> 19hs >> presentación (junto a amador fernández savater)

sábado 4/12 >> 11hs >> dispersión y pensamiento (junto a margarita padilla)

viernes 10/12 >> 19hs >> dispersión y lo común (junto a ana y raquel del csa tabacalera)

sábado 11/12 >> 11hs >> dispersión e institución (junto a miembros del medialab prado)

lunes 13/12 >> 19hs >> estéticas de la dispersión (junto a miembros del colectivo cine sin autor)

todos los encuentros tendrán lugar en el csa tabacalera
calle embajadores 53 madrid

+ más información, textos y enlaces en http://pensarenladispersion.wordpress.com/

algunas fotos del medialab prado
con quienes vamos a organizar
el taller sobre dispersión e institución
el sábado 11/12/10…

100_9104100_9105100_9106100_9107100_9108

este es el centro social autogestionado tabacalera

suele haber unas 1.500 personas
haciendo diferentes cosas en un día "normal"…

http://latabacalera.net/

100_9111100_9112100_9113100_9114100_9115100_9116100_9117100_9118100_9119100_9120100_9121100_9122100_9123100_9124100_9125100_9126100_9127100_9128100_9109

A %d blogueros les gusta esto: